Anuncios
Entrevistas YSTP

“Habría sido una pasada aprender matemáticas simplemente leyendo un cómic o un manga”

En esta ocasión tenemos el placer de entrevistar a Pedro Martínez Ortiz @maths4everthink, licenciado en Matemáticas, licenciado en Ciencias y Técnicas Estadísticas, doctor en Matemática Aplicada y doctorando en Didáctica de las Matemáticas. Ha trabajado como investigador y docente durante años y actualmente es profesor en el IES Macià Abela. Su inquietud por la divulgación le ha llevado a crear el blog Maths4everything.

maths4

 

Esta web pretende acercar las matemáticas y resaltar su importancia en el mundo y en nuestro día a día. En ella podremos encontrar multitud de recursos, distintas metodologías y el acceso a diferentes proyectos en los que anda involucrado como Emocionar con Matemáticas en los que el mundo del cómic se encuentra muy presente.

 

Captura

 

 

Les invito a conocer su trabajo y leer sus palabras para aprender y compartir juntos:

 

Yo Soy Tu Profe. (YSTP)- Mantienes activa la web Maths4everything, ¿cómo surgió la idea de crear este espacio virtual? 

 

Pedro Martínez (P.M.)- Pues surgió básicamente por varios motivos. Por un lado, deseaba comenzar a hacer mis pinitos en el mundo de la divulgación. Quería hacer ver, a la gente que visitara la web, que las matemáticas son muy importantes en nuestro mundo y que van mucho más allá de una asignatura a la que a muchos se les atraganta. Y, por otro lado, también sentía la necesidad de compartir mi trabajo con aquellos docentes, alumnado y curiosos que lo desearan. Muchos compañeros y compañeras me decían que era una pena que el resto de docentes no pudieran hacer uso de mis materiales y que debería plantearme hacérselos llegar de alguna manera. Pensé que una web sería la mejor forma de fusionar ambas motivaciones.

 

YSTP.- Compartes recursos, experiencias, metodologías,… ¿qué te ha aportado como docente la divulgación en la red?

P.M.- Me ha aportado principalmente, tres cosas. En primer lugar, conocer gente muy interesante del mundo de la docencia, la divulgación y la investigación. En segundo lugar, ha hecho posible aprender cosas que de otra manera no habría podido conocer. Y finalmente, me ha permitido colaborar con otros profesionales de la docencia y educación en proyectos con los que disfruto a lo grande. También me ha dado la oportunidad de formar parte de un fantástico equipo de docentes innovadores (que ya son grandes amigos): la asociación INNODUCATION. Juntos, realizamos el 28 de abril la jornada INNODUCATION MURCIA, una jornada de talleres donde nuestra motivación es promover la innovación en las aulas desde una perspectiva de “docentes para docentes”. En definitiva, la divulgación, mi web y la identidad virtual que va ligada a ella me ha hecho crecer en muchos aspectos, tanto personal como profesionalmente.

 

Habría sido una pasada aprender matemáticas simplemente leyendo un cómic o un manga”

 

YSTP.- He visto que combinas las matemáticas con el cómic en el proyecto “Mathland”, ¿ en qué consiste?

 P.M.- “Mathland” es una idea que, aunque no lo parezca, lleva conmigo desde hace ya más de 20 años. Siempre he sido un friki del manga y el ánime. De joven me encantaban las matemáticas y dibujar. Así que, cuando empecé a estudiar la licenciatura de Matemáticas en la Universidad de Alicante, se me ocurrió que habría sido una pasada aprender matemáticas simplemente leyendo un cómic o un manga. Por aquel entonces estaba muy ocupado con mis estudios y no tenía tiempo para dibujar, pero en mis ratos libres imaginaba los personajes, la trama, la historia detrás de todo y cómo conectaba con el contenido matemático de secundaria y bachiller. Después de finalizar mis estudios de doctorado decidí comenzar a hacer realidad esa idea que tanto había madurado dentro de mi cabeza. Así que empecé a dibujar algunos capítulos. Me daba vergüenza enseñarlos y utilizarlos en clase, pero al final me lancé y parecía que tenían buena aceptación por parte del alumnado. Además, me di cuenta de que conseguía motivarlos más y facilitaba el aprendizaje de los conceptos matemáticos con los que trabajaba el manga. Poco a poco he ido ampliando la historia, mejorando la calidad de los dibujos (con las nuevas tecnologías) y dotándolos de color. Así que tengo un material muy interesante que, al menos a mí, me ayuda mucho a la hora de explicar las matemáticas a mis alumnos y alumnas. Fue también este manga, el que dio origen al proyecto  “Emocionar con matemáticas” que todavía (a día de hoy) sigue creciendo y ayudándonos a promover una bonita visión de las matemáticas. Este proyecto, debo decir, no sería posible sin mi compañera MªCarmen Asensio. Juntos le damos forma a esta aventura que nos tiene ilusionados.

 

“Algunos docentes suelen pensar que me dedico a jugar y pasar el rato con mi alumnado, pero nada más lejos de la realidad.”

 

 

YSTP.- ¿Piensas que este tipo de actividades pueden aumentar el interés por las matemáticas?

P.M.- Pienso que puede motivar más al alumnado. Está demostrado que sólo se aprende de verdad aquello que nos emociona. El conocimiento pasa antes por un filtro emocional que es el que nos empuja a conservarlo en nuestro cerebro o desarrollar habilidades para poder reproducir dicho conocimiento. Así que, siempre intento motivar y emocionar en mis clases con actividades manipulativas, extravagantes y/o que usan otras herramientas, como es el caso del manga “Mathland”. Creo que escapar de la monotonía en las clases ayuda a que el alumnado vea la asignatura de otra forma más positiva y se difumine un poco esa ansiedad matemática que muchos padecen y que más tarde se convierte en inseguridad, rechazo al aprendizaje y bloqueo. Ello no implica que abandone el formalismo de las matemáticas. Algunos docentes suelen pensar que me dedico a jugar y pasar el rato con mi alumnado, pero nada más lejos de la realidad. Les invito a pasar a mi aula y comprobarlo, pero nunca lo hacen. En cualquier caso, en mis clases hago uso de todas las metodologías posibles que conozco, y las uso atendiendo a las necesidades de mi alumnado, el tipo de contenido o las actividades que realizamos. Hoy, por ejemplo, puedo considerar que una clase instructiva es mejor para ellos, y mañana (por las circunstancias o conceptos a trabajar) decido que lo más acorde y beneficioso para la clase es utilizar la metodología Flipped Classroom combinada con gamificación y ABP. Lo importante es motivar y dar a tu alumnado lo que necesita de la mejor manera posible. Al final, mi alumnado termina aprendiendo exactamente lo mismo, pero para ello hago previamente atractiva la materia. Así nos resulta más sencillo y agradable a todos (tanto a mi alumnado como a mí). La preparación de mis clases pasa por combinar el contenido y el factor sorpresa, todo para darle una presentación más atractiva a la materia y que entiendan hasta donde son importantes e interesantes las matemáticas.

 

“Estamos todavía ante una educación que se centra en formar un modelo único de persona idílica para que sea funcional a la sociedad.”

 

YSTP.- Con respecto al futuro, ¿podrías augurar cómo será la educación el día de mañana con las nuevas tecnologías?

 

P.M.- Esta es una pregunta un poco peliaguda. Podría decirte cómo me gustaría que fuera, aunque no sé si en el futuro llegará a convertirse en realidad. Si analizamos un poco la actualidad, vemos que mientras que la tecnología, la sociedad y la vida avanzan exponencialmente, en las aulas, estos progresos se introducen a una velocidad preocupantemente lenta. Me gustaría que la educación fuera una oportunidad para que el alumnado pudiera desenvolverse en la vida de forma satisfactoria y pudiera contribuir a seguir avanzando y sobre todo a ser feliz y crear su propia identidad de una forma sana. Sin embargo, la educación que tenemos hoy en día sigue siendo un coleteo de la educación que nació con la revolución industrial y la instrucción. Muchos no se paran a pensarlo, pero estamos todavía ante una educación que se centra en formar un modelo único de persona idílica para que sea funcional a la sociedad. ¿Qué sentido tiene educar en unos fundamentos antiguos que nada tienen que ver con la realidad actual? Habría que cambiar muchas cosas y confío en que poco a poco sea así. ¿Por dónde habría que empezar? Habría que diseñar un currículo adecuado, permitir e introducir en el aula la tecnología que usa nuestro alumnado en su día a día y, por supuesto, ayudar a desarrollar habilidades (tanto individuales como cooperativas) para que no haya ninguna piedra en el futuro de la sociedad que pueda frenarles a la primera de cambio. La sociedad avanza y la educación también, pero lo hacen de forma desacompasada. Así que, cuando me preguntas si podría augurar la educación del futuro con las nuevas tecnologías pienso que, a este paso, quizá podamos estar preparando al alumnado del siglo XXII para enfrentarse a la vida del siglo XX. Y todo ello, con mucha suerte. La tecnología irá introduciéndose en la educación, pero los altos cargos y docentes deberíamos ayudar seriamente y comprometernos a sumergir la educación en los tiempos que corren.

 

Es absurdo, hoy en día, pensar que un profesor o profesora sólo puede enseñar en el aula”

 


[Entrevista] José Blas García: “La tecnología ha llegado para modificar lo que entendemos como memoria”

joseblasgarcia


 

 

YSTP. -¿Crees que las redes sociales pueden potenciar la interacción y diálogo entre el profesor/a y el alumno/a?

 P.M.- Sí lo creo. Las redes sociales, siempre que se usen de forma correcta, son una gran ventaja que hoy en día disponen nuestros alumnos y alumnas y de las que (por desgracia) mi generación no pudo sacar provecho. Yo utilizo las redes sociales, pero las uso para promover mi trabajo, divulgar, comunicar, ayudar y aprender. Es absurdo, hoy en día, pensar que un profesor o profesora sólo puede enseñar en el aula, hay muchos otros espacios (como los virtuales). A mí me han ayudado a mejorar las relaciones con mis compañeros, con otros docentes y profesionales y con mi alumnado. Gracias a ellas, me conciben como una figura docente pero también como una persona que vive en el mismo mundo que ellos (y eso me ayuda en el aula). También creo que todo esto sería más funcional, útil y seguro si las tecnologías formaran parte significativa de las clases. Podría ayudarse al alumnado a desarrollar las competencias digitales, así como a moverse de forma segura y sana por las redes o ese universo virtual que llamamos Internet.

En clave personal

YSTP.- ¿Cuáles son los profesores/as que te han marcado más en tu carrera? ¿Qué fue lo que les hizo especiales?

P.M.- Pues verás, ha habido tres personas a lo largo de mi formación que me han marcado. Todas ellas han significado mucho para mí porque han logrado de alguna manera emocionarme para poder aprender. La primera de ellas fue Encarna, mi maestra de primaria. Con ella aprendí los cimientos de mi educación y guardo un recuerdo muy agradable de sus clases. Sabía cómo llegar a nosotros. Disfrutaba de su trabajo. También recuerdo a Verónica. Era una profesora interina que tuve en bachillerato, en filosofía. Desde el primer día pegó la vuelta a todos mis esquemas, rompió con ese patrón de profesor/a acomodado/a que tanto se repetía y lo más importante, me hizo pensar. Consiguió que con cada clase y pregunta que lanzaba al aire fuera transformándome y encontrándome a mí mismo. Cada clase era una serie de acciones y planteamientos inesperados que me hacían disfrutar del tiempo en el aula. Siempre la recordaré como una de las mejores profesoras que he tenido. No sería el mismo si no hubiera tropezado con ella. Y finalmente, tuve otro profesor (también en bachillerato) que me marcó de forma significativa, pero no lo hizo en el sentido esperado. Todo lo contrario. No obstante, tampoco sería el mismo si no hubiera coincidido con él. Este profesor me enseñó una importante lección. Después de tenerlo en mi aula, descubrí el tipo de docente que no quería llegar a ser jamás. Y es que, como he dicho antes, es necesario que el aprendizaje pase por el filtro emocional si queremos que este perdure en el tiempo. Ahora bien, es preferible que este filtro sea positivo y motivador para que también permita tener una buena salud emocional.

 

Anuncios

2 comments on ““Habría sido una pasada aprender matemáticas simplemente leyendo un cómic o un manga”

  1. Pingback: Entrevista a Pedro Martínez

  2. MAXORFEL TARRILLO JULCA

    Excelente el plantear que el aprendizaje debe tener un componente emocional, como decía Ausbel, el material debe se potencialmente psicológico para que el estudiante lo asuma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: